sábado, 2 de abril de 2016

Nosotros el pueblo




Con esta frase, una comunidad burguesa de una colonia británica, en América del Norte, inicia una andadura nueva, un camino, a la autonomía y a la libertad. Esto sucedió hace unos doscientos años, más o menos. 
 Nosotros, el pueblo español, hemos recorrido ése camino varias veces,  con resultados dispares, pero con una constante que se ha mantenido en el tiempo. Hasta hoy.
Desde los tiempos de la Hispania romana, pasando por los reinos visigodos, la travesía en el desierto de la REconquista (la travesía de Abraham, padre del pueblo judío duró 40 años,  la nuestra 8 SIglos) los Comuneros de Castilla, la guerra de sucesión, la de independencia... todos estos procesos en España han tenido un elemento en común: La Monarquía.
Nosotros el pueblo español, siempre ha estado pronto a servir a su SeÑor: El rey. Y sólo en ocasiones muy extraordinarias ése rey ha sabido estar a la altura de su pueblo (Y&F) las más de las veces, la sangre de los tercios, al sol de los campos de batalla, ha servido para dar color a una bandera con la que la generación presente ya no se siente vinculada .
 Nosotros, el pueblo español, no hemos tenido ni una revolución burguesa (Francia, USA)
ni siquiera una revolución obrera (Rusia, China ?) sólo hemos tenido alzamientos, pronunciamientos, revueltas, motines, y en cualquier caso, siempre, o casi, al servicio o en defensa de "nuestro" rey,  incluso cuando este rey nos ha traicionado (Fernando VII por poner un solo y claro ejemplo)
Ahora, nosotros, el pueblo español, en los albores del siglo  XXI, buscamos REcomenzar, REnacer, y REconducir nuestras vidas,  como sociedad adulta, madura, sin ataduras, sin señoríos, sin servidumbres históricas y queremos hacer esto en comUNIÓN con el resto de los pueblos de IBERIA, queremos abrir este proyecto, este REnacimiento a todos, porque nuestro fin último, pese a nuestras diferencias,  matices y peculiaridades es salvaguardar lo que, de suyo nos une, una cultura, una forma de ver, entender y actuar ante la vida, que son únicas e irrepetibles, en suma una CIVILización, la única que ha sabido abrirse al mundo desde los estrechos límites del "Mare Mediteraneum" a la inmensidad de la "Mar Ocena" desde el Atlántico, hasta los confines del Pacífico.
Nosotros, el pueblo de los pueblos de IBERIA, queremos formalmente afrontar el futuro que a nuestros ojos se presenta incierto, e inquietante, de la única manera que entendemos posible: desde la unidad en la diversidad.
Y a este proyecto trataremos de dar forma en los próximos meses.
La raya está trazada en la arena, para el que la traspase no habrá vuelta atrás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada